This page contains a Flash digital edition of a book.

En cambio, en Eldorado, en realidad no hay dos años de elección presidencial
donde se dé el mismo resultado. Hay un un zigzag, un balanceo permanente de
opciones. ¿Qué quiere decir esto concretamente? Que la gente no está atada a los
partidos, que va cambiando el voto en función de las circunstancias, del candidato,
de la oferta, del programa que le ofrecen. Entonces, en el 83 gana Alfonsín por un
55% en esta zona, en el 89 gana Menem por un 45% a un 35% del otro grupo que
señalamos; en el 99 vuelve a ganar la Alianza con un 60%; en el 2003 gana el
peronismo con un 60%, y en 2007 pierde el peronismo, en esta zona
exclusivamente, frente a la suma de los otros dos candidatos.














Es decir, es un entrecruzamiento permanente de intención de voto frente a la
uniformidad y ‘peronización’ creciente del norte. Esto es lo que está generando la
fractura. El sistema político en el área central se complejiza, se moderniza, cambian
los liderazgos, cambian los partidos, se arman y se desarman –ése es el problema
que analizaremos después, el tema de la crisis de los partidos–, pero, de hecho, la
gente inventa, junta opciones y dice ‘bueno, vamos a apostar a este candidato’.
Busca, busca alternativas. Por eso este permanente zigzag. En el otro caso lo que
vemos, además de la adscripción o la identificación tradicional al peronismo, que vos
definías también como la necesidad de un liderazgo fuerte, de cierta certeza, de
Page 1  |  Page 2  |  Page 3  |  Page 4  |  Page 5  |  Page 6  |  Page 7  |  Page 8  |  Page 9  |  Page 10  |  Page 11  |  Page 12  |  Page 13  |  Page 14  |  Page 15  |  Page 16  |  Page 17  |  Page 18  |  Page 19  |  Page 20  |  Page 21
Produced with Yudu - www.yudu.com