This page contains a Flash digital edition of a book.

El mapa conceptual al ser insertado en procesos heurísticos se transforma en algo más que una forma de
tomar una “nota”, sino una técnica que puede abrir nuevas perspectivas metodológicas. El diseño de un mapa
conceptual como parte de una hipótesis de trabajo podrá ir registrando en el proceso el cambio las cualidades
de las relaciones, cambiando una relación hipotética por una proposición originada y argumentada en el
proceso de investigación. El mapa conceptual concebido así no representará estados finales, sino intermedios
y por ello mismo las relaciones entre conceptos no estarán siempre definidas o determinadas (ver figura 1.B).
La ventaja de utilizar la técnica del mapa conceptual, aún y cuando no siempre se representen proposiciones,
es que permite prefigurar la formulación de la proposición, además de que existen otros aspectos normativos
que dan al sistema de representación una estabilidad para la representación y la interpretación, aún en la
ausencia de la representación proposicional ya que existen otros elementos importantes que resultan
estructurantes para la metodología y la investigación como son las relaciones entre conceptos y sus jerarquías.


Figura 1. X, Y, Z y W son conceptos. En la estructura A se muestra un ejemplo modelo de algunas de las proposiciones típicas que
se forman en un mapa conceptual. En el ejemplo B se presenta una posibilidad del mapa conceptual en un proceso de interpretación
histórica. En dicho proceso se establecen líneas a desarrollar, y dado que ciertas proposiciones no pueden ser determinadas antes de
realizar la investigación, las relaciones se convierten en hipótesis de trabajo y estrategias metodológicas. Las relaciones cambiarán de
acuerdo al desarrollo de la investigación, pero sobre todo podrán adoptar una estructura proposicional como sugiere la técnica del mapa
conceptual. En los dos casos existe una línea narrativa, en A la narración está “cerrada” o “fijada”, mientras que en B la narración se
encuentra en construcción. En la experiencia de los autores de este artículo, la forma de B permite hacer un planteamiento explícito de la
construcción de categorías de análisis y los procesos interpretativos y una prefiguración de la narración “final”. Véase un ejemplo más
amplio y específico en el mapa conceptual 1.
4 Método y mapas conceptuales
La estructura y proceso de construcción del mapa conceptual en los ámbitos de la investigación de las ciencias
sociales y humanas y en el de las ciencias naturales pueden guardar importantes diferencias. En el campo de
las ciencias naturales, las representaciones intermedias podrán tener un carácter más estructurado, los
conceptos y relaciones podrían ser “llenadas” de acuerdo a la comprobación empírica y/o formal de la
hipótesis, como ejemplo y modelo paradigmático puede tomarse la tabla periódica de los elementos cuya
estructura anticipó las características de ciertos elementos aún y cuando estos no habían sido descubiertos. En
el caso de la historia, la situación es distinta, lejos de “llenar” espacios con nueva información o nuevos
resultados es más probable que sean las relaciones y estructuras las que cambien, no por la falta de
rigurosidad en el conocimiento, sino porque el establecimiento de nuevas relaciones y conceptos trae consigo
la construcción de nuevas estructuras narrativas cuya jerarquía conceptual es supeditada al sentido del texto
que construye el historiador. El relato histórico no es una versión de “lo que realmente es la disciplina de la
historia”, es la forma en que se construye, escribe y presenta la historia.

En nuestra experiencia el mapa conceptual permite esclarecer y profundizar en las estrategias de
investigación al exponer gráficamente los elementos que el investigador ha incorporado en su análisis, el peso
específico de cada uno de ellos, en la red de relaciones conceptuales y el material empírico que le permiten
contrastar y validar los conceptos y las relaciones que entre ellos se utilizan, aunque ello signifique un mapa
conceptual cuyas relaciones no estén por completo definidas por proposiciones (ver figura 1.B y mapa
Page 1  |  Page 2  |  Page 3  |  Page 4  |  Page 5  |  Page 6  |  Page 7  |  Page 8
Produced with Yudu - www.yudu.com