This page contains a Flash digital edition of a book.
la distribución espacial de la industria española
Los efectos de la crisis económica han gravitado especialmente en la zona sur del área metropolitana (Vi-
llaverde, Getafe, Leganés, Alcorcón, Paria, Pinto, Fuenlabrada y Móstoles), la zona especializada en los llamados
sectores "maduros" (metalurgia básica, madera y mueble, textil, confección, papel y artes gráficas) depen-
diente de grandes empresas en torno a las cuales gravita un elevado número de pequeños establecimientos,
donde se han generado elevadas tasas de paro. Por el contrario, la zona Norte (Alcobendas, San Sebastián de
los Reyes, Tres Cantos), donde predominan las industrias agroalimentarias, químicas ligeras o de electrónica
(Parque Tecnológico de Tres Cantos) se encuentran en clara expansión.
b. Cataluña.
Es la región con mayor producción industrial y la más antigua de las regiones industriales españolas. El des-
arrollo de la industria textil fue temprano y después su crecimiento se realizó en cadena adquiriendo cada vez
mayor complejidad: textil, mecánica de transformación y química.
Cuenta con ventajas conectadas con los factores de localización tradicionales: a su amplio mercado de trabajo
y a la buena red de abastecimiento de materias primas se une una fuerte demanda local, y unas excelentes
infraestructuras la conectan tanto con los mercados nacionales como internacionales. Al igual que Madrid
acumula importantes servicios financieros, de información y de innovación tecnológica.
Su tejido industrial supera la especialización inicial (textil) y alcanza una amplia diversificación: transformados
metálicos (maquinaría y equipos mecánicos, automoción y transporte, aparatos eléctricos y electrónicos),
química ligera y la textil (esta última ha sufrido una profunda reconversión). Predominan las pequeñas y me-
dianas empresas, base de la influyente burguesía catalana. Es importante la presencia de industrias con un ele-
vado componente tecnológico y alto valor añadido.
La mayor concentración industrial se da un torno a Barcelona, cuya malla industrial, por ser más antigua, se
prolonga a mayor distancia que la de Madrid. El núcleo centrado en Barcelona remonta el valle del río Llobre-
gat y en época reciente tiende a expansionarse por la costa meridional, donde Tarragona se está convirtiendo
en uno de los primeros centros de la petroquímica española (refinería de petróleo).
2.2. El Valle del Ebro y el “eje del Mediterráneo”, como líneas de claro dinamismo industrial.
Entre las zonas industriales en expansión destacan los ejes del litoral mediterráneo y valle del Ebro. Cuentan con una
buena red de autopistas (autopista del Mediterráneo y autopista del Ebro) que los vertebran y conectan a los centros
más importantes (con las zonas más industrializadas y con Europa), así como con ciudades de tradición fabril y buena
dotación de servicios (Valencia, Alicante), beneficiarias de la política de promoción (Zaragoza, Logroño) o de un ré-
gimen foral favorable (Pamplona), junto a la instalación de grandes empresas (General Motors en Figueruelas –Za-
ragoza–, Ford en Almusafes –Valencia–), y el apoyo de una industria rural dispersa (“industrialización endógena”),
transformadora de los recursos del entorno (agroalimentaria en el Ebro, Murcia y Valencia, corchera en Girona) o re-
lacionada con una antigua tradición artesanal (textil y cerámica valencianos, calzado y juguete alicantinos).
Este conjunto de condiciones y su buena conexión a los ejes dinámicos del sur de Europa, ha atraído en los
últimos años numerosas empresas multinacionales, que se suman a los traslados producidos desde otras áreas
españolas para impulsar el desarrollo de estos territorios. A los sectores tradicionales dedicados a industrias
agroalimentarias y de la madera (muebles), generalmente de origen familiar y rural, se unen nuevas industrias
patrocinadas por grandes multinacionales (automóvil), dando lugar a empresas modernas y dinámicas.
3. ÁREAS INDUSTRIALES EN DECLIVE
Zonas tradicionalmente industriales se encuentran hoy en declive: Asturias, Cantabria y algunos núcleos ais-
lados como el Ferrol, la Bahía de Cádiz, Cartagena... Es la zona del territorio español que más ha sufrido los efec-
tos de la reconversión industrial. El País Vasco, hasta hace poco incluido en este grupo, es un ejemplo de
revitalización, pasando de ser una región madura a ser dinámica.
Las áreas industriales en declive se caracterizan por los siguientes rasgos:
a) Eran zonas especializadas en sectores industriales maduros con una situación de crisis (metalurgia, petro-
química, construcción naval), sin diversificación industrial que permita generar empleos alternativos. Pre-
domina la gran empresa y la gran fábrica, en bastantes casos de propiedad pública, y escasean las PYMEs,
que son muy dependientes de las grandes empresas, de modo que se ven arrastradas por sus crisis.
IES Nuñez de Arce 3
Page 1  |  Page 2  |  Page 3  |  Page 4
Produced with Yudu - www.yudu.com