This page contains a Flash digital edition of a book.

APÉNDICE
Diez tesis sobre la encuestología en Argentina
1. El rol del encuestólogo es el de aportar información sobre el estado actual de la
opinión pública. Es como un radiólogo que entrega su diagnóstico. Nadie le pide al
radiólogo una estimación futura de la enfermedad que él descubrió, ni mucho menos,
que se haga cargo del tratamiento. En Argentina los encuestólogos, por una falta de
desarrollo de la división del trabajo, asumen responsabilidades que no le competen: son
estimadores del futuro, opinan sobre las mejores tácticas de campaña de cada candidato,
asesoran al propio -cuando son contratados por una campaña- y a veces se transforman
, directamente, en “operadores políticos” de su cliente. El radiólogo pasa a ser el médico
de cabecera, el vocero del tratamiento del paciente y el jefe de cirujanos.
2. El encuestólogo es requerido para que anticipe, prevea o estime el futuro. Ya nadie le
pide que explique el presente (menuda y compleja tarea: la explicación de la conducta
humana) sino que “anticipe” el comportamiento humano. Ni más ni menos. ¿Con qué
elementos teóricos?¿ cual es el modelo matemático que integra los posibles estímulos o
factores de decisión de voto entre los que podemos enumerar: las experiencias del
votante en su relación con la política, la situación económica personal, los problemas de
su barrio, la atracción o rechazo por determinadas personalidades, la idea de consensuar
con su grupo de pertenencia, conductas imitativas de sus “jefes naturales” (esposo,
padre, líder de pandilla, actores de su predilección), sus lecturas o no lecturas, los
canales que ve, el equipo de sus amores, su humor presente, el cálculo racional de costo-
beneficio de la elección, la costumbre, la camiseta, la identificación con un Partido, la
pertenencia sindical, la promesa clientelar de un puesto en la municipalidad, la cantidad
de estímulos publicitarios de las campañas que recibe, etc.?
3. La realidad social es lo suficientemente compleja para que un solo investigador-guru o
una única teoría integre TODOS los factores explicativos de conductas futuras.
Cualquier modificación en los valores de cualquiera de los casi infinitos factores
intervinientes afecta de modo desconocido la decisión final. Esa es la verdad que nadie
parece admitir: una espesa neblina está por detrás de las decisiones humanas y nadie
puede despejar la neblina con una simple linterna. Como diría Karl Popper: “es
importante no olvidar nunca nuestra ignorancia. Por eso nunca deberíamos pretender
conocer algo, y nunca deberíamos utilizar palabras grandilocuentes”.
4. Pero al encuestador se le exige “conocer el presente y el futuro”. Algunos –poquísimos-
adscriben a la fórmula de Popper y proclaman su ignorancia. La mayoría opta por
desempeñar el rol de augur.
Y no lo hacen tan mal, después de todo.
Sería buena una estadística de errores de estimación electoral de 1983 a 2007. Nadie se
ha tomado el trabajo de comparar estimaciones y resultados reales. Pero son contados
con los dedos de la mano los fracasos estrepitosos: en Tucumán, en La Matanza, en
Corrientes, en Misiones, el último y resonante fracaso. Pero de las decenas de
estimaciones dentro del margen de error estadístico, poco se habla. El periodismo
persigue a los consultores para que le “pasen” datos de encuestas durante la
Page 1  |  Page 2  |  Page 3  |  Page 4  |  Page 5  |  Page 6  |  Page 7  |  Page 8  |  Page 9  |  Page 10  |  Page 11  |  Page 12  |  Page 13  |  Page 14  |  Page 15  |  Page 16  |  Page 17  |  Page 18  |  Page 19  |  Page 20  |  Page 21  |  Page 22  |  Page 23  |  Page 24  |  Page 25  |  Page 26  |  Page 27  |  Page 28  |  Page 29  |  Page 30  |  Page 31  |  Page 32  |  Page 33  |  Page 34  |  Page 35  |  Page 36  |  Page 37  |  Page 38  |  Page 39  |  Page 40
Produced with Yudu - www.yudu.com