This page contains a Flash digital edition of a book.

Presentación


La muerte de un niño es una pérdida trágica. Sin embargo, todos los años mueren casi 11 millones
de niños (es decir, 30.000 niños al día) antes de cumplir 5 años de edad. La mayoría de estos niños
viven en países en desarrollo y mueren como resultado de una
enfermedad o una combinación de enfermedades que se pueden prevenir o métodos que ya
existen de bajo costo. A veces, la causa de muerte es simplemente la falta de antibióticos para
tratar una neumonía o de sales de rehidratación oral para contrarrestar una diarrea. La
malnutrición contribuye a más de la mitad de estas muertes.
La mortalidad infantil está estrechamente vinculada a la pobreza: los avances en la supervivencia de
bebés y niños han sido más lentos en la población de los países
pobres y en la población más pobre de los países con más recursos. La mejora de los servicios
públicos de salud es un elemento clave, en particular el acceso a
agua potable y a un mejor saneamiento... La instrucción, especialmente para las niñas y las madres,
puede salvar la vida de muchos niños. Si bien el aumento de los ingresos puede servir de algo, no
será mucho lo que se consiga a menos que dichos servicios se presten a quienes más los necesitan.

ONU. INFORME 2005 OBJETIVOS DEL MILENIO




La mortalidad infantil no admite retórica política : “nuestro maravilloso pueblo,
necesitamos refundar la Nación, acumular poder, construcción política, búsqueda de
consensos, democracia participativa”. Todos esos conceptos – y muchos más- que suelen
derramarse con efusión de las bocas de nuestros líderes lucen como una ironía frente a las
cifras de chicos que mueren antes de cumplir el año. Ahí, de cara a la incapacidad siquiera
de garantizar la vida de los recién nacidos, las palabras sobran.
En este artículo vamos a “interpretar” poco, pero vamos a exhibir muchos datos.
Demasiados, quizás, para el gusto promedio de los lectores cultos: casi 200 países
muestran sus éxitos y sus fracasos en retener la vida de sus hijos.
¿Existe acaso un indicador, un termómetro mejor de éxito / fracaso de un sistema social
que la capacidad de garantizar la vida de los chicos que nacen año tras año? Parece una
obviedad: sin vida...no hay naciones, no hay presente, solo el silencio de los inocentes.


Independientemente de las opiniones médicas, la simple realidad estadística muestra que
un 3 por mil de los nacidos mueren por causas “no-evitables”, al menos con la tecnología
actual. Malformaciones genéticas o contagios imprevistos pertenecen a esa categoría, junto
con complicaciones en el parto u otras contingencias.

El 3 por 1000 es la tasa actual de los países con menor cantidad de muertes infantiles. Solo
la han alcanzado los siguientes: Suecia, Islandia, Noruega, Dinamarca, Japón y Singapur.

En el otro extremo se alzan estos países

Page 1  |  Page 2  |  Page 3  |  Page 4  |  Page 5  |  Page 6  |  Page 7  |  Page 8  |  Page 9  |  Page 10  |  Page 11  |  Page 12  |  Page 13  |  Page 14  |  Page 15  |  Page 16  |  Page 17  |  Page 18  |  Page 19  |  Page 20  |  Page 21  |  Page 22  |  Page 23  |  Page 24  |  Page 25  |  Page 26  |  Page 27
Produced with Yudu - www.yudu.com