This page contains a Flash digital edition of a book.
3. Una explicación

¿Por qué existe un consenso instalado sobre las bondades de los “viejos tiempos”
en la educación?
Los datos censales nos dan una pista, una posible respuesta.


desertores
desertores sobre Década en sobre total
Década en que total que estudio matriculados
estudio matriculados Terciario / terciario /
Edad Secundario secundario Edad Universitario universitario
20-25 1990 48,74
25-30 1980 48,63 25-30 1990 57,33
30-40 1980 48,09 30-40 1990 39,44
40-50 1970 46,74 40-50 1980 34,08
50-60 1960 44,20 50-60 1970 30,13
60-70 1950 41,46 60-70 1960 29,29
70-80 1940 37,40 70-80 1950 22,90
81 y más 1930 33,31 81 y más 1940 15,80


Solo un 33% de los que estudiaron en 1930 desertó. En cambio, un 48% de los
que estudiaron en los años noventa, desertaron.
Antes, en aquellos “años dorados”, pocos llegaban al secundario, pero pocos
desertaban de él. Y en la Universidad esta pauta es demoledora: mientras que
solo un 15% de los que estudiaron en la universidad en 1940 desertaron, un 57%
lo hicieron en 1990.


Es esta la clave, quizás, de la nostalgia por los viejos tiempos de la educación
argentina: llegaban pocos al secundario y menos aun a la Universidad…pero
los que entraban, salían con el título.
Era un sistema tremendamente restrictivo para la entrada, pero
extremadamente favorecedor del desempeño de los que habían entrado a los
niveles superiores: un buen sistema para un país de clases medias en ascenso,
aunque poco preocupado por el nivel educativo de sus clases bajas.

La nostalgia por “aquella educación” no debería ser añoranza de un país limitado
a mejorar la vida de sus capas medias, despreocupado por la suerte de sus
mayorías. Sí en cambio, es válido un recuerdo de que había docentes, métodos y
conducciones educativas que fomentaban la excelencia y la continuidad de los
alumnos. La masividad actual debe ser acompañada de la misma vocación para
retener a los alumnos y permitirles alcanzar el máximo nivel posible de educación
para un mundo en el que saber leer y sumar no alcanza.



Page 1  |  Page 2  |  Page 3  |  Page 4  |  Page 5  |  Page 6
Produced with Yudu - www.yudu.com