This page contains a Flash digital edition of a book.

Más allá de la graciosa denominación de algunos delitos (“estropeados levemente
a golpes”) y su dudosa categorización, las cifras que se muestran en esta
estadística son aterradoras:
- Una tasa de homicidio de 45 por cada 100.000 (la actual es de 6)
- Una increíble tasa de 955 heridos anuales por agresión por cada 100.000. El
1% de la población era lesionado en agresión cada año. A cifras actuales esto
significaría unos 400 mil heridos a cuchillo, bala y palo por año. Ese 1% se
incrementaba al ser hombre, pobre y de entre veinte y cincuenta años: no sería
raro que un 10 o 15% de la población de ese perfil fuera herida cada año. Y no es
casual entonces que nuestros héroes nacionales-populares (Fierro, Moreira)
fueran cuchilleros, gente rápida que eludía el corte o el palo en la cabeza.
No era fácil vivir en aquellos tiempos: era demasiando común morir apuñalados.
Como señalaba Sarmiento en el Facundo “ Esta inseguridad de la vida, que es
habitual y permanente en la campaña, imprime a mi parecer, en el carácter
argentino cierta resignación estoica para la muerte violenta, que hace de ella uno
de los percances inseparables de la vida, una manera de morir como cualquier
otra (…) explica la indiferencia con que dan y reciben la muerte, sin dejar en los
que sobreviven, impresiones profundas y duraderas”.
- Llama la atención la escasa presencia del los robos: solo unos veinte por año. La
gente no andaba robando sino, simplemente, estropeando a los golpes al vecino…
- El aborto era otra fuente notable de muertos anuales: unos 55 fetos se
encontraban por año. Si sumamos a otro tanto nunca encontrado, son unos 100
abortos año, lo cual a cifras de hoy significan aproximadamente unos ochenta mil
abortos anuales…
- Las estadísticas policiales son muy descriptivas y dan mucha información, de la
que hoy se carece. Las diez formas de ser lesionados (cuchillo, palo, sable, etc.)
dan importante información sobre los modos de la agresión.
- La estadística incluye una sección de “presos por cargar cuchillo”: está claro
que las peleas eran una plaga y la policía las prevenía arrestando a los que
cargaban cuchillo.. Aunque la mayoría de los heridos lo eran “por palo”

La gente se ahogaba, se le disparaba el arma, desaparecía, moría súbitamente.
Page 1  |  Page 2  |  Page 3  |  Page 4  |  Page 5  |  Page 6  |  Page 7  |  Page 8  |  Page 9  |  Page 10  |  Page 11  |  Page 12  |  Page 13  |  Page 14  |  Page 15  |  Page 16  |  Page 17  |  Page 18  |  Page 19  |  Page 20  |  Page 21  |  Page 22
Produced with Yudu - www.yudu.com